Prueba: 5.000 km con el Schuberth C4 Pro Carbon Prueba: 5.000 km con el Schuberth C4 Pro Carbon
No es habitual que un casco modular no sobrepase el kilo y medio de peso. Con 1.495 gramos, el esperadísimo Schuberth C4 Pro Carbon... Prueba: 5.000 km con el Schuberth C4 Pro Carbon

El Schuberth 100% carbon cuenta con antena, micrófono y altavoces integrados.

No es habitual que un casco modular no sobrepase el kilo y medio de peso. Con 1.495 gramos, el esperadísimo Schuberth C4 Pro Carbon ha entrado en el mercado para ofrecer una solución de máxima calidad en el segmento de los cascos premium de motocicleta. Distribuidos oficialmente en España por Dynamic Line, el C4 Pro Carbon es el primer modular 100% carbono que cuenta con antena, micrófono y altavoces integrados en la calota, preparados para los intercomunicadores opcionales plug & play SC1 Standard y SC1 Advanced, además del sistema antivaho Pinlock 120 y parasol incorporado.

Con los habituales criterios de calidad y seguridad de la firma alemana, los nuevos Schuberth recogen toda la experiencia y la tecnología empleada en la alta competición para crear un producto de alta gama: del profesionalismo deportivo más exigente a la calle. Cuenta con 2 años de garantía, ampliable gratuitamente hasta los 5.

Prueba Schuberth C4 Pro Carbon: opinión

Lo primero que llama la atención del Schuberth C4 Pro Carbon en esta prueba de 5.000 kilómetros es su atractiva estética y el nuevo interior realizado en tejido “shiny-tex”, que presenta un tacto agradable en grado máximo. Es desmontable y lavable, antibacteriano y antialérgico. Y hay que apuntar que genera un leve crecimiento del interior del casco; son apenas unos milímetros con respecto a su antecesor, pero se nota. Algo a tener en cuenta a la hora de escoger la talla adecuada.

Una vez en uso, es tan sumamente liviano que el peso marca todas las diferencias. A veces 200 gramos entre un casco y otro pueden parecer poca cosa; pero cuando lo utilizas, la comparativa surge espontáneamente.

Schuberth C4 PRO CARBON Fusion White.

Después de largas jornadas de conducción descubres que no hay dolor de cervicales, no hay molestias. El cambio es verdaderamente notable. El empleo de carbono representa un avance indiscutible en la ligereza del conjunto. Este flip-up es extremadamente silencioso (aproximadamente 85 dBA a 100 km/h en una motocicleta naked), el habitual talón de Aquiles de los modulares frente a los integrales. Incluso nos atreveríamos a decir que se han mejorado los resultados con respecto a modelos anteriores.

Lo mismo ocurre con los ajustes de la pantalla panorámica (la amplitud de visión es sobresaliente). Nuestra unidad presenta un cierre y una apertura mucho más precisa y cómoda que el C4 Pro que hemos utilizado durante 60.000 kilómetros, tanto del visor como de la carrillera. La integración de las gafas solares se ha convertido en un “must”, y representa un completo acierto.

El C4 Pro Carbon es un casco extremadamente ligero.

Después de los primeros 5.000 kilómetros de uso, el test del Schuberth C4 Pro Carbon arroja resultados satisfactorios: siendo una continuación de la saga, no cabe duda de que la firma germana se ha esforzado por solventar las incidencias que presentaron algunas unidades del C4 básico, algo ciertamente poco habitual para una marca que tradicionalmente ha representado uno de los topes de calidad entre el colectivo motorista.

Los ajustes y prestaciones han mejorado, la sonoridad es menor, el tacto del nuevo tejido interior es agradabilísimo –con almohadillas sin costuras-, visualmente las gráficas son espectaculares, la circulación de aire garantiza una fantástica ventilación multicanal y el remozado sistema de comunicación también se ha visto optimizado.

El C4 Pro Carbon cumple con la norma de ensayo ECE R 22.05, por lo que puede circular por toda Europa. Está disponible en las tallas de la XS a la 3XL para perímetros de craneales desde 52 a 65 centímetros, y dispone de dos tamaños de carcasa para el mejor ajuste con una excelente protección.

Habrá que esperar a ponerle un cero más al kilometraje acumulado para valorar con precisión la vida de un casco cuya mayor virtud es la ligereza. ¡Nos ponemos a ello!

Texto y fotos: Quique Arenas.-

Compartir

Quique Arenas

Director de Motoviajeros, durante más de 25 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR), embajador de Ruralka on Road y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE