Castillo de Aunqueospese Castillo de Aunqueospese
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMasDomingo, 7:00 am. Me despierto y miro por la ventana. Hace un día de lujo para salir con la moto. Le pongo un mensaje... Castillo de Aunqueospese

Domingo, 7:00 am. Me despierto y miro por la ventana. Hace un día de lujo para salir con la moto. Le pongo un mensaje a mi amigo Antonio para decirle que nos vamos de ruta. Quedamos sobre las 10:30 en la rotonda de Chapinería. Ya estando en el lugar de encuentro nos ponemos en marcha, dirección a Navaluenga. Llegamos al pantano del Burguillo. Como es un sitio que siempre me impresiona, sea la estación del año que sea, nos paramos para hacernos unas fotillos, que siempre quedan estupendamente.

Continuamos ya para ir a Navaluenga. Tengo pensado llevarle al bar donde suelo parar siempre que paso por ahí: te pides un refresco y te ponen una sartencita con huevo frito y patatas.

4Ya después de tomar algo nos ponemos en marcha. Dirección a Navalacruz. Os recomiendo esta zona, puesto que durante kilómetros a la redonda de este pueblo todo está lleno de ganado y muchos caballos. Podéis sacar unas buenas fotos y os impresionará ver tantos caballos sueltos por el campo. Cruzamos y llegamos a la N-502 y posteriormente a Robledillo, una vez allí tomamos la carretera que va a Villaviciosa.

Entramos para ver el castillo situado a 20 kilómetros de Ávila, en la pequeña localidad de Villaviciosa de Solosancho, en las faldas de Gredos, la fortaleza convertida en hotel con encanto desde 1992.

Los muros fueron construidos entre los siglos XV y XVI por Nuño González del Águila y Guzmán para controlar el valle de Amblés desde la cercana Extremadura.

Nos ponemos en marcha de camino al otro castillo que tenía ganas de visitar. El GPS me ponía que por Sotalvo había un camino que te llevaba al castillo. Entro en el pueblo y cuando el GPS me indicaba que tenía que entrar por un camino muy raro prefiero preguntar. Veo a varias personas y pregunto a todas, y todas me decían lo mismo, que el camino era muy malo para subir con la moto.

Me dicen que para subir es mejor que vaya hasta Mironcillo y una vez ahí tienes un camino que te lleva hasta arriba. Pregunto a un señor que está con su rebaño nada más entrar en el pueblo… me dice que derecha, derecha, derecha… ¡Pues nada a tirar todas a la derecha! Llegamos a un camino de tierra y al fondo, en una montaña, aparece el castillo.

Lo veo tan impresionante, que me digo, vamos a subir sea como sea. Hemos llegado hasta aquí para verlo y no me voy a quedar con las ganas.

Os cuento un poco sobre este castillo que os recomiendo visitar. Desde su posición privilegiada, en uno de los escalones rocosos de la sierra de la Paramera, el Castillo de Anqueospese domina todo el Valle de Amblés y permite ver justamente las murallas de Ávila por encima de las lomas de la sierra de Yemas.

Los primeros indicios de la existencia de un bastión defensivo en el lugar se remontan al siglo XI, cuando el avance de la Reconquista obliga a los señores de los reinos cristianos a establecer líneas de defensa con fortificaciones comunicadas visualmente. Así nace uno de los castillos roqueros más hermosos de la región cuya traza se asienta definitivamente en el siglo XIV tomando características de sólido estilo gótico imperante.

El nombre por el que es conocido, cargado de sugerencias, se pierde en explicaciones legendarias que hablan de amores palaciegos y prohibiciones paternas, aunque a ciencia cierta se desconoce el origen.

2Llegar a él es toda una aventura con mi moto y mi amigo Antonio, un valiente al subir por esos caminos de tierra y en algunos tramos difíciles de pasar por los surcos producidos por las lluvias. A todo esto con una Harley Davidson. Los dos como campeones llegamos al objetivo. Ya que hemos llegado hasta aquí, nos quedamos un buen rato admirando el paisaje y nos ponemos en marcha, bajamos muy despacio para que no les pase nada a las motos y poder continuar. Ya de camino a Ríofrío, lo pasamos y antes de llegar a Navalmoral nos paramos en un lado de la carretera para admirar las vistas. Continuamos hasta Navalmoral. Una vez aquí nos paramos a comernos unos bocatas. Ya era tarde y el hambre y la sed apretaban que no veas.

Zampamos como unos campeones. Nos sentamos en la terraza, hace un día de lujo.

Retomamos la ruta. Pensaba ir por San Martín de Valdeiglesias pero me voy a encontrar muchos coches y el camino es aburrido. Al final nada mas pasar el pantano del Burguillo me meto hacia Cebreros y una vez allí tomo la carretera que va a Robledo de Chavela.

Llegamos al desvío y tiramos hacia Navas del Rey. Llegamos a Colmenar del Arroyo. Nos vamos al Bodeguin a tomar unas cervezas y contarnos todo lo que nos ha gustado la ruta. Un día de lujo en todos los sentidos.

Para Motoviajeros, David Martínez Rodríguez
elviajeromotero.blogspot.com

Quique Arenas

Director de Motoviajeros, durante más de 20 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR), embajador de Ruralka on Road y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

  • ELVIAJEROMOTERO

    2 diciembre, 2015 #1 Author

    Hola Quique ante todo darte las gracias por ayudarme a conocerme y que puedan ver todo mi trabajo que en especial lo hago para todos vosotros.

    muchas gracias y buen trabajo

    Responder

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE