Queen en Mountain Studios Queen en Mountain Studios
Montreux es una agradable ciudad suiza situada en la orilla del lago Léman, cuyas cristalinas aguas reflejan las montañas de los Alpes. Un paseo... Queen en Mountain Studios

Lago Leman y castillo de Chillon.

Montreux es una agradable ciudad suiza situada en la orilla del lago Léman, cuyas cristalinas aguas reflejan las montañas de los Alpes. Un paseo por sus calles invita al civismo: como en el resto del país, todo está perfectamente en su sitio y tirar un papel al suelo es un acto intolerable… Es el colmo de la civilización, y eso tiene un precio. Un precio muy alto. Porque en Suiza hay mucho poder adquisitivo, pero nadie parece alardear de ello: Montreux, por mencionar el lugar que nos ocupa, no es Mónaco o Marbella, donde el lado más cutre de la opulencia se camufla en una palabra mucho más molona: extravagancia.

Pero dejemos de lado a esa gente pobre que sólo tiene dinero, y volvamos a Montreux. La ciudad viene celebrando desde 1967 su afamado festival de jazz, aunque desde hace años está abierto a otras corrientes musicales. Diversos artistas han grabado álbumes sobre el escenario de Montreux, desde Gary Moore hasta Jamiroquai pasando por Camarón de la Isla o los Deep Purple, estos últimos abonados a varias ediciones del festival, y a los que volveré a mencionar en breve.

El imán de Montreux sedujo a muchas personalidades, actores y por supuesto músicos, que se establecieron aquí buscando un refugio exclusivo y discreto; Charles Chaplin, por ejemplo, llegó en 1952 huyendo de la “caza de brujas” norteamericana, compró una mansión en la vecina Vevey y allí vivió hasta el día de su muerte, en 1977. Está enterrado en el cementerio de la población.

El entorno de Montreaux es espectacular.

Muchas estrellas de la música también se establecieron aquí, de manera más o menos estable: la mayoría eran participantes del festival de música, hospedados en hoteles como el Suisse Majestic o el Palace, donde todavía recuerdan a los Rolling Stones pidiendo que les subieran a la habitación una máquina de “pinball”. Muchos otros se desplazaban por motivos “laborales”, y es que en Montreux había un afamado estudio de grabación…

Todo empezó una noche de diciembre de 1971, durante un concierto de Frank Zappa en el Casino: uno de los asistentes, en plena euforia, lanzó una bengala que provocó un incendio; entre los desalojados estaban los componentes de Deep Purple, que precisamente al día siguiente debían grabar una actuación en ese mismo local; aquella noche, con el humo del incendio todavía planeando sobre las aguas del lago Lemán, los Deep Purple compusieron la mítica canción Smoke on the water.

El Casino tuvo que reformarse por completo, aprovechando la ocasión para instalar, en un local anexo, uno de los estudios de grabación más avanzados de la época: Mountain Studios.

La tranquilidad del lugar, la profesionalidad de los técnicos y los novedosos aparatos de grabación atrajeron a lo más granado del rock de finales del siglo XX: Led Zeppelin, AC/DC, David Bowie, the Rolling Stones…

Estatua dedicada a Freddie Mercury, al pie del lago Leman, en Montreaux, Suiza.

La banda británica Queen apareció por allí en 1978 para grabar su séptimo álbum, Jazz. Por aquellas fechas, el “Tour” de Francia pasaba por Montreux, circunstancia que inspiró a Freddie Mercury para componer “Bycicle race”. Montreux fascinó a la banda en general y a Freddie en particular, que en una ocasión declaró: “si quieres hallar la paz, ve a Montreux”. En 1979, la banda compró Mountain Studios, desde donde grabaron toda su discografía posterior. Durante la visita de un “turista” llamado David Bowie, grabaron a dos voces el tema “Under pressure”.

“Innuendo” (1991) y “Made in Heaven” (1995) fueron los últimos discos que Queen grabó en Mountain Studios. Ambos fueron grabados de manera frenética, con la salud de Freddie ya muy deteriorada por el VIH; la banda prácticamente vivía en los estudios. “Mother Love” fue la última canción a la que Freddie Mercury puso voz, aunque su estado terminal le impidió grabar la última estrofa, motivo por el cual la canción es acabada de cantar por Bryan May.

Freddie Mercury murió el 24 de noviembre de 1991, en su casa de Londres. Se rumorea que sus cenizas fueron esparcidas en el lago Lemán. En 1996, se erigió en la place du Marché una estatua de bronce que representa un Freddie Mercury entregado sobre un escenario y prácticamente abocado a las aguas de aquel lago que tanto le encandiló.

En 1993, Queen vendió Mountain Studios a David Richards, que había trabajado allí prácticamente desde sus inicios. En 2002 cerró sus puertas, y ya no reabrió hasta 2018, convertido en un pequeño museo temático de Queen.

Texto y fotos: Manel Kaizen.-

Compartir

Quique Arenas

Director de Motoviajeros, durante más de 25 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR), embajador de Ruralka on Road y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE