Nada será igual. Todo será mejor Nada será igual. Todo será mejor
Nunca en la historia de la Humanidad casi la mitad de la población mundial estuvo confinada simultáneamente. Nunca una pandemia fue tan amplia ni... Nada será igual. Todo será mejor

Gustavo Cuervo con la BMW G 310 GS, en Orense.

Nunca en la historia de la Humanidad casi la mitad de la población mundial estuvo confinada simultáneamente. Nunca una pandemia fue tan amplia ni extendida por todo el planeta Tierra. Cuando escribo esto estamos en plena guerra global contra un virus que no solo amenaza nuestro estilo de vida actual, esto ya lo ha conseguido dominar, si no también nuestro próximo futuro.

No servirá de mucho dominarlo en unas zonas sí y otras no, pues con su poder de propagación, aunque solo queden unos pocos infectados, el maldito virus podrá volver a propagarse. Esta aparentemente sencilla característica, provocará, como ya ha hecho, nuevas medidas internacionales, nacionales y locales con el común denominador de ser mas restrictivas.

Disfrutaremos más de la sensación de libertad que produce la moto.

El mundo del viaje en moto también lo notará y durante mucho tiempo. Países que blindarán sus fronteras incluso las cerrarán durante mucho tiempo a extranjeros es la mas fácil de entender. China, por ejemplo, un país que siempre ha puesto duras barreras burocráticas y de todo tipo a los viajeros y más si es en moto, las multiplicará y endurecerá. Australia, tan escrupulosa con la desinfección de cualquier vehículo que quiera rodar por su territorio, ídem. A estos dos sencillos ejemplos que ya tenían implantadas medidas restrictivas, se sumarán muchos más países, estados y hasta regiones. Se dará la paradójica circunstancia del control de los ciudadanos mediante la limitación de paso por fronteras a los que ya han superado la enfermedad, bloqueando a los sanos, que aún no la han pasado, como mínimo obligándoles a una cuarentena forzosa si quieren entrar en el país. Malos tiempos para los viajes internacionales.

La crisis económica internacional que le sigue tampoco ayudará mucho.

Castillo de Javier, Navarra.

Entonces, ¿por qué todo será mejor? Sencillo. En primer lugar valoraremos mucho más cada kilómetro, cada abrazo, cada gesto, con nuestro amigos y compañeros. Yo aún me sigo emocionando cada vez que me cruzo con otro motorista y nos saludamos, especialmente si hace mal tiempo. Ahora seguro que en más de una ocasión se me saltarán las lagrimas dentro del casco, solo con pensar que está, como yo, rodando, mientras que ha sufrido, o aún está sufriendo las consecuencias dramáticas de esta pandemia. Nos sentiremos aún más solidarios.

Disfrutaremos más del viento, el frío o el calor y hasta el agua en la cara, sentiremos aún más profundamente esa sensación de libertad que produce montar en motocicleta. Será mejor porque las restricciones de fronteras nos obligaran a conocer -y en muchos casos descubrir- los múltiples encantos de nuestro propio país.

Personalmente, llevo más de 40 años viajando decenas de miles de kilómetros cada temporada por España y aún sigo descubriendo nuevos rincones, carreteras, monumentos, bosques, montañas, ríos, playas, pueblos, hoteles, restaurantes… no se acaba nunca. Claro que reconozco que el mejor país es el de cada uno, incluso su región, ¡faltaría más! pero como español, a todo el que me pregunte le demostraré con realidades que España es uno de los mejores, si no el mejor país del mundo para hacer turismo en moto. Este año yo me quedo en casa.
#yomequedoencasa #nosvemosenmoto

Texto y fotos: Gustavo Cuervo.-
gustavocuervo.es

Compartir

Quique Arenas

Director de Motoviajeros, durante más de 25 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR), embajador de Ruralka on Road y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

  • Daniel Arenas

    17 mayo, 2020 #1 Author

    Gran oportunidad de descubrir España este verano!

    Responder

  • Mikel

    19 mayo, 2020 #2 Author

    Muy bien explicado y valorado. Si somos capaces de cambiar el chip y darnos cuenta de lo que tenemos a la vuelta de la esquina seguro que nadie se queda indiferente.
    Y gracias motoviajeros.es por seguir al pie del cañón con vuestros artículos y ediciones!
    Saludos,

    Responder

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE