Motorbeach: música, gasolina y salitre Motorbeach: música, gasolina y salitre
FacebookTwitterWhatsAppEmailMasFacebookTwitterWhatsAppEmailMasEl último coche deja el prado que formó parte del Motorbeach. Todo recogido y listo, sin dejar huella, como si nada hubiera pasado. Caravia... Motorbeach: música, gasolina y salitre

Motorbeach 2016El último coche deja el prado que formó parte del Motorbeach. Todo recogido y listo, sin dejar huella, como si nada hubiera pasado. Caravia (Asturias) forma parte ya del corazón de visitantes venidos de todas las partes de España y Europa. Cerca de 20.000 personas disfrutaron del Motorbeach 2016.

El jueves 21 de julio abría sus puertas el Festival: el ruido de las motos y los coches se mezclaba con el olor a gasolina y el salitre del Cantábrico.

El Gypsy Wall of Death ambientaba a los primeros visitantes con sus versiones de grandes éxitos del rock de los 80 y 90; este grupo de artistas, últimos de su estirpe, fueron unos de los grandes animadores del fin de semana: dos motos desafiando la gravedad, ante la atenta mirada de grandes y pequeños.

Reverendo & New Preachers Boys y los Dj Ruizstar Dj y Nash Dj pondrían la música a este primer día de Festival. La puesta de sol sería la imagen que todos se llevarán de Caravia.

El viernes era uno de los días fuertes. El surfing empezaba muy pronto. De la mano de Pepe Birra, director de Competición, los longboarders ocuparían su lugar en la playa de la Espasa, en un Campeonato con 3.000 euros en premios. Tablones sin leash ni tapón y prohibido cualquier atisbo de maniobra moderna: sólo fluir con las olas en armonía con el mar.

Motorbeach 2016Los stands y food trucks se llenaban de clientes en busca de ropa de moto, surf y cocina de todas las partes del mundo: sabores asturianos, indios… y gofres para los más golosos. Y como siempre una gran banda sonora de fondo: Black Horde, Durango 14, The Allnighters, Eddie & The Hots Rods y Dr Feelgood lo dieron todo para los miles de amantes a la buena música que se dieron cita en el Motorbeach.

Medio millar de motos en la ruta del Motorbeach

Las motos son parte muy importante del Motorbeach. La ruta motera por la geografía asturiana reunió a cerca de 500 máquinas. Este año partía de la playa de Espasa y subía por las sinuosas carreteras del Fitu, emblemática subida que da cabida a uno de los rallyes más prestigiosos que se hacen en la región. El destino, Arriondas, parada y fonda en su Chiringuito Motero, donde Bea trató de lujo a todos los que allí se dieron cita.

Motorbeach 2016

Caía el sol en Caravia y calentaban los micros en el escenario, era el turno para Barracudas, Sex Museum y The Godfathers; sin duda un cartel espectacular.

El domingo, con la resaca de lo vivido los días anteriores y el cansancio en el cuerpo, se celebró la entrega de premios y reconocimientos. El acto estuvo presidido por la alcaldesa de Caravia, María Salome Samartino, y contó con la presencia de los organizadores del evento.

En esta cuarta edición del Motorbeach se han sumado al festival motos de todos los estilos. También derivaciones y mezclas que hacen a las monturas diferentes y únicas.

Quique Arenas

Director de Motoviajeros, durante más de 25 años, en sus viajes por España, Europa y Sudamérica acumula miles de kilómetros e infinidad de vivencias en moto. Primer socio de honor de la Asociación Española de Mototurismo (AEMOTUR), embajador de Ruralka on Road y autor del libro 'Amazigh, en moto hasta el desierto' (Ed. Celya, 2016) // Ver libro

No hay comentarios hasta el momento.

Ser primero en dejar comentarios a continuación.

Deja un comentario

CLOSE
CLOSE